Domingo 26 Marzo 2017

En el miércoles de cenizas que da inicio al tiempo litúrgico de la Cuaresma, el Papa Francisco relacionó el camino cuaresmal con la esperanza cristiana, y explicó que la Cuaresma, camino hacia la Pascua de Jesús, período de penitencia y mortificación que tiene como fin hacernos resurgir en Cristo, es, por naturaleza propia, un “tiempo de esperanza”.

“Jesús nos invita a ser un reflejo de su luz, a través del testimonio de las obras buenas. ¡Y cuánto tiene necesidad el mundo de la luz del Evangelio que transforma, cura y garantiza la salvación a quien lo recibe!”, lo dijo el Papa Francisco a los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro reunidos para rezar la oración mariana del Ángelus, el domingo 5 de febrero, día en el que en Italia se celebra la Jornada por la Vida con el tema “Mujeres y Hombres por la vida en la huella de Santa Teresa de Calcuta”.

Video destacado

El Santo Padre