Lunes 21 Agosto 2017

A la conclusión de la homilía de la misa celebrada en el atrio de la Basílica Mayor san Juan de Letrán, Francisco pidió que “viviendo la Eucaristía, adoremos y agradezcamos al Señor por este don supremo: memoria viva de su amor, que hace de nosotros un solo cuerpo y nos conduce a la unidad”.

Acercándose ya la Solemnidad de Pentecostés de 2017, el Papa Francisco alentó a los peregrinos de tantas partes del mundo, que acudieron a su audiencia general, a «pedir al Señor que derrame abundantemente los dones de su Espíritu, para que podamos ser testimonios de Jesús hasta los confines de la tierra».

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre