Sábado 24 Junio 2017

La Conferencia Episcopal de Venezuela ha realizado esta semana la XLIII Asamblea Extraordinaria Plenaria para analizar la delicada situación que vive la nación, como fruto del encuentro han publicado una Exhortación Pastoral para “ser compañeros de camino en los momentos de crisis, de recuperación y de reconciliación”.

Hace 97 años nació San Juan Pablo II en la pequeña ciudad polaca de Wadowice que se ubica a 50 kilómetros de Cracovia en Polonia. Hoy sus fieles devotos en todo el mundo lo recuerdan con especial cariño. Karol Józef Wojtyla es el nombre que le dieron al Papa peregrino que nació el 18 de mayo de 1920. Fue el menor de tres hermanos: Edmund era médico de profesión y a Olga el santo no llegó a conocerla porque murió antes de que naciera. Su padre fue Karol Wojtyla, un suboficial del ejército que falleció en 1941, y su madre Emilia Kaczorowska, que murió en 1929 cuando San Juan Pablo II tenía nueve años de edad. Luego de su muerte en 2005, los fieles siguieron recordando y festejando la fecha de su cumpleaños. El 18 de mayo de 2011 por ejemplo, cuando ya era Beato, se inauguró en Roma una gran estatua de bronce dedicada a su memoria. Partió a la Casa del Padre en el 2005. Fue beatificado por el Papa Benedicto XVI y canonizado en abril de 2014 por el Papa Francisco, quien en la ceremonia de canonización dijo: “San Juan Pablo II fue el Papa de la familia. Él mismo, una vez, dijo que así le habría gustado ser recordado, como el Papa de la familia” (Aciprensa). «El amor de Juan Pablo II a la Virgen fue un amor ilimitado. Desde el inicio quiso rezar durante muchos años el rosario cada primer sábado del mes, junto con los fieles en el Vaticano.

En su Audiencia general del miércoles de la quinta semana de Pascua, el Papa Francisco dedicó su catequesis a «María Magdalena Apóstol de la Esperanza». Recordando a aquella que, según los Evangelios fue la primera en ver a Jesús Resucitado, el Obispo de Roma hizo hincapié en que «ella descubre el acontecimiento más sobrecogedor de la historia humana», cuando el Señor la llama por su nombre.

Tras regresar de su Viaje Apostólico a Fátima y canonizar a los hermanos Jacinta y Francisco Marto, dos de los tres pastorcitos a quienes se les apareción la Virgen María hace ya un siglo, el Papa Francisco compartió algunos de los momentos más significativos de esta peregrinación ante miles de fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, el domingo 14 de mayo a la hora del rezo del Regina Coeli.

La pastorcita Lucía dos Santos dijo haber experimentado las visitas sobrenaturales de la Virgen María en 1915, en plena Primera Guerra Mundial, dos años antes de las apariciones.
En 1917, ella y dos de sus primos, Francisco y Jacinta Marto, estaban trabajando como pastores en los rebaños de sus familias en un pequeño pueblo de Fátima llamado Cova de Iría. El 13 de mayo de aquel año, los tres niños vieron una aparición de la Virgen María que les dijo, entre otras cosas, que regresaría durante los próximos seis meses todos los días 13 a la misma hora.

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre