Domingo 25 Junio 2017

Bolivia también reza por Venezuela.
P. Carlos Curiel, Vicario General de la Arquidiócesis de Cochabamba, en sintonía con la desafiadora realidad que pasa su país Venezuela, expresó su preocupación y solidaridad con su pueblo.

“Yo quisiera transmitir la gran preocupación que hay por Venezuela. Un país donde la situación, social, política, económica y de la vida del país, pues, están sumidas en una profunda crisis, en donde se están dando acontecimientos, en que lastimosamente están costando la vida de muchos hermanos.

Pidamos al Dios de la vida, que siga transmitiendo su Espíritu para discernir los caminos y lograr que Venezuela retorne a ser un país de hermanos, un país donde todos quepamos y sobretodo un país donde tengamos vida y la tengamos en abundancia. Seguimos orando, seguimos unidos a nuestro querido pueblo Venezolano, y se lo hacemos con mucha fe y esperanza de tiempos mejores”.

Mons. Oscar Aparicio Céspedes Arzobispo de Cochabamba concova al pueblo de Dios para la defensa de la vida.


El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, porque el hombre ha sido 
creado por Dios y para Dios; y Dios no cesa de atraer hacia sí al hombre, y sólo en
Dios encontrará el hombre la verdad y la dicha que no cesa de buscar:

Tal como los cristianos recitamos en el Credo, Jesucristo “Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos. Al tercer día resucitó de entre los muertos y subió a los cielos…”. Posiblemente muchos creyentes que repiten está oración no saben explicar que significa la frase “Descendió a los infiernos”. A nuestro juicio, sin embargo, esta frase tiene gran importancia para comprender la totalidad del plan divino de salvación, profetizado en la Biblia y realizado en Cristo Jesús.

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre