Domingo 25 Junio 2017
Hoy por la mañana, en ambientes del Departamento de Comunicaciones del Arzobispado de Cochabamba, se realizó el lanzamiento del Jubileo de Oro, de la Renovación Carismática Católica en Cochabamba. Sobre el Jubileo de Oro de la Renovación Carismática, el Pbro. Esteban Mauricio Barahona Picado – Asesor de la Renovación Carismática de la Arquidiócesis de Cochabamba dijo que, es un momento de avivamiento y de acción del Espíritu Santo. Invitó a todas las personas interesadas a participar de este Jubileo, que tuvo el inicio el 17 de febrero del año en curso, en los Estados Unidos; donde nació la Renovación Carismática mundial en el año 1917. En Cochabamba el evento se realizará en los días 22 y 23 de Abril de 2017 en el Coliseo Alemán Santa María. El Predicador será P. Raúl Ernesto de León, que llega de Panamá y reflexionará el tema: 50 años Viviendo un nuevo Pentecostés. Este Evento es abierto a la participación del público y de manera gratuita, todos son bienvenidos, dijo P. Esteban. El programa del evento inicia este Sábado 22 desde a las 9:00 hasta las 21:00 horas. Y el domingo de las 9:00 a 13:00 horas. El joven Martin Grágeda – Coordinador Departamental de Jóvenes de la Renovación Carismática de Cochabamba, presentó la programación de la jornada juvenil que se llevará a cabo el sábado, por la mañana. “Me gustaría invitar a los jóvenes tanto los que tienen contacto con nuestra Iglesia, o que quieran acercarse, para que vengan a participar de actividades. La temática será desarrollada con dinámicas, animación y con momentos para el encuentro personal con el Señor, en la adoración del Santísimo. Y frente a las situaciones que los jóvenes viven y sufren, también ellos tienen la oportunidad de participar del sacramento de la confesión”. La Coordinadora Departamental de la Renovación Carismática, Concepción Hilera dijo que por la tarde, las actividades son para todo el público, niños, jóvenes y personas mayores. “La charla será ministrada por el predicador P. Raúl Ernesto de León”. Y por la noche la Eucaristía será celebrada por P. Carlos Curiel, Vicario General de la Arquidiócesis de Cochabamba. Concepción Hilera, concluye diciendo que: “el domingo será el día del avivamiento al Espíritu Santo, con la participación de los ministerios de música y danza, los cuales van ayudar a integrarnos en este gozo espiritual. También tenemos algunos materiales, como llaveros y camisetas que pueden ser adquiridos por los interesados en el local del evento” Aseveró.

La liturgia del Jueves Santo es una invitación a profundizar concretamente en el misterio de la Pasión de Cristo. Es el mismo Señor Jesús nos da un testimonio idóneo de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos todos los fieles cuando decide lavarle los pies a sus discípulos. En este sentido, el Evangelio de San Juan presenta a Jesús 'sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía' pero que, ante cada hombre, siente tal amor que, igual que hizo con sus discípulos, se arrodilla y le lava los pies, como gesto de humildad y servicio.

San Pablo completa el retablo recordando a todas las comunidades cristianas lo que él mismo recibió: que aquella memorable noche la entrega de Cristo llegó a hacerse sacramento permanente en un pan y en un vino que convierten en alimento su Cuerpo y Sangre para todos los que quieran recordarle y esperar su venida al final de los tiempos, quedando Instituida la Eucaristía. La Misa es entonces la celebración de la Cena del Señor en la cual Jesús, un día como hoy, la víspera de su pasión, "mientras cenaba con sus discípulos tomó pan..." (Mt 28, 26). Él quiso que, como en su última Cena, sus discípulos nos reuniéramos y nos acordáramos de Él bendiciendo el pan y el vino: "Hagan esto en memoria mía" (Lc 22,19).

Como dice el prefacio de este día: "Cristo verdadero y único sacerdote, se ofreció como víctima de salvación y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya". Pero esta Eucaristía debe celebrarse con características propias: como Misa "en la Cena del Señor".

El Jueves Santo, día en que Jesús Instituyó el Sacramento del Orden Sacerdotal, se celebra el día del sacerdote.  “En este día, los sacerdotes del mundo entero son invitados a concelebrar la Eucaristía con sus obispos y a renovar a su alrededor las promesas de sus compromisos sacerdotales al servicio de Cristo y de su Iglesia (Aciprensa).

Misa de Unción de Enfermo, celebrada en la Catedral Metropolitana de Cochabamba. Participarón tambien personas que sufren con discapacidad fisica, como la señora de 94 años, que manifestó su alegria de poder recibir la Unción de los enfermos. P. Marcelo Bazán en la la homilia dijo: “En el Camino de la pasión, Jesus, no solo ha querido compartir con la persona más sufrida, con la persona más doliente, el amor y la misericordia de Dios. No solo haciendo milagros con algunos enfermos. Sino, Él quiso compartir con los enfermos de cierta manera lo que es el dolor y el sufrimiento en nuestra carne. Y la enfermedad es justamente esto.

Foto: P. José Fuentes, Secretario General Adjunto CEB (centro), Dra. Susana Inch, Asesora Jurídica (derecha), P. Ben Hur Soto, Secretario para la Pastoral CEB (izquierda). La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana, ante el anuncio por parte de la Presidenta de la Comisión Mixta de Constitución de la Asamblea Legislativa Plurinacional de no convocar a los representantes de las Iglesias para debatir sobre el artículo 157 del Proyecto de Ley del Código del Sistema Penal, denuncia que esa posición discrimina a la inmensa mayoría de la población boliviana, en razón de sus ideas religiosas. El art. 4 de la Constitución Política del Estado, señala que “el Estado respeta y garantiza la libertad de religión y de creencias espirituales, de acuerdo con sus cosmovisiones. El Estado es independiente de la religión”. En ningún caso niega o rechaza las expresiones de fe, en consecuencia no se avala a un Estado laicista y, siendo la población boliviana mayoritariamente cristiana, es incongruente rechazar las observaciones planteadas por cualquier instancia religiosa frente a temas que afectan directamente a personas y familias. Además, la Iglesia Católica, en Bolivia y en todo el mundo, aporta al debate público sólidos argumentos racionales, reflexiones éticas, criterios jurídicos y datos científicos, sobre las más importantes cuestiones relacionadas con la vida y la convivencia humana, que pueden ser contrastados y dialogados con los que no comparten fe alguna. Hay que recordar que no son sólo los grupos religiosos los que se posicionan en contra del aborto, sino también la mayoría de los ciudadanos, importantes líderes sociales y políticos, científicos y médicos quienes, al final, son los que tienen que realizar ese acto que va en contra de una conciencia moral recta. Por esa razón, la Iglesia Católica, junto a otras Iglesias e Instituciones, ha defendido en múltiples ocasiones la necesidad de reconocer y respetar el derecho a la objeción de conciencia para todos los profesionales de salud y otras áreas. Es un principio de razón que el derecho a la vida no se puede reconocer selectivamente, por edad, sexo, raza, nacionalidad u otro elemento. Todos gozamos de la misma dignidad y merecemos el reconocimiento pleno de nuestros derechos. Reiteramos una vez más que la propuesta del Código del Sistema Penal es inconstitucional en su formulación sobre los delitos del aborto, el infanticidio y la muerte asistida. Por tanto, “como Iglesia y como sociedad digna no podemos aceptar estos supuestos. El Estado está obligado a crear políticas públicas orientadas a mejorar la vida de las personas y políticas educativas de apoyo a la mujer embarazada y de prevención de la violencia para que la vida en nuestra sociedad sea posible para todos”. (Comunicado CEB “Por la vida de los más vulnerables” 13.03.2017). Un verdadero Estado de Derecho debe respetar su propia normativa y proteger a toda su población, especialmente a los más pobres y desfavorecidos, como los niños por nacer, las mujeres, los enfermos y los ancianos. En el Día del Niño boliviano y próximos a la celebración de la Pascua, rogamos a Dios Padre renueve en todos la vocación a la vida y la protección que debemos a los más pequeños. Que María, la Madre de Jesús, ilumine a Bolivia ante esta grave decisión. La Paz, 12 de Abril de 2017 Secretaría General Conferencia Episcopal Boliviana

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre