Lunes 10 Diciembre 2018

Viviendo el camino del post Vº Congreso Americano Misionero, la vida religiosa también se nutre de las conclusiones de este gran evento de la Iglesia en América, haciendo presencia la Alegría del evangelio en su accionar pastoral.

Así lo expresa Michelle Orellana, de la comunidad de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo, quien participó como delegada de la Arquidiócesis de Cochabamba en el Vº CAM y colabora además en la Comisión de Misiones del Arzobispado. También participó, de este pasado fin de semana, en el primer encuentro del post VºCAM, con los delegados de Cochabamba.

Ella refleja su gozo por continuar este proceso después del Congreso, mencionando que es necesario establecer esas líneas de acción misionera para brindar un aporte en la pastoral, en las parroquias y las comunidades religiosas. Mención, además, que este congreso sirvió para fortalecerse y seguir sirviendo con mayor energía y amor a los demás.

Destacó que es necesario llevar nuestra experiencia de encontrarnos con Jesús Resucitado, mostrándolo a los demás. Con ello invitó, a todos los que participaron del Congreso, a seguir animados, sin perder el fervor del que nos hemos llenado en el Vº CAM

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre