Sábado 22 Septiembre 2018

En el Día Internacional de las Familias, Mons. Oscar Aparicio, Arzobispo de Cochabamba dirige su mensaje a todas las familias, animándolas a valorar, y proteger esta sagrada institución.

Mensaje por el día internacional de las familias

Muy amados hermanos y hermanas:

En esta Alegría por el tiempo pascual y de manera particular por la Solemnidad de la Ascensión de nuestro Señor, me uno a ustedes para celebrar, de manera especial, el Día Internacional de la Familia; de esta institución que es clave para toda la sociedad. Que como el mismo Catecismo de la Iglesia Católica menciona, es Iglesia Domestica.

Queridos hermanos quiero invitarles y animarles a que fortalezcamos nuestras familias, recordemos que allí está nuestro pasado, en la figura de los abuelos, como lo muestra el Papa Francisco “Los ancianos son los que nos recuerdan la historia, nos traen la doctrina, nos trasmiten la fe y nos la dejan como herencia. Son los que, como el buen vino envejecido, tienen esa fuerza dentro, para dejarnos una herencia noble”. (SS. Francisco 19 de noviembre de 2013).

Está el presente, con los esposos, que es la plena imagen de Cristo que se entrega a su iglesia, en los sufrimientos y alegrías. Y está el futuro en los hijos: “Los niños nos recuerdan otra cosa bella; nos recuerdan que somos siempre hijos. Incluso si uno se convierte en adulto o anciano, aún si se convierte en padre, si se ocupa un lugar de responsabilidad, por debajo de todo esto permanece la identidad de hijo. Todos somos hijos. Y eso nos vuelve a llevar siempre al hecho de que la vida no nos la hemos dado nosotros, sino que la hemos recibido." (Audiencia General del Papa Francisco, miércoles 18 de marzo de 2015).

Coraje queridos hermanos, sabemos que hay dificultades, que hay piedras en el camino pero si nos dejamos llenar por el amor de Dios, si dejamos que Él habite en nosotros, en nuestras familias, viviremos en su paz. Sabiendo que con Él no habrá dificultad que no se pueda superar.

Les invito a que podamos hacer parte de nuestra vida las palabras del Evangelio, en las que el Señor nos llama a anunciar la buena noticia de la Creación: Que Dios está vivo, que nos ama, y nos mueve a vivir esa alegría en nuestras familias, para que las demás también se contagien y se llenen de Él.

Que la protección de la Bienaventurada Virgen María y de San José les acompañen siempre y les ayuden a caminar unidos en el amor y en el servicio mutuo.
Invoco de corazón sobre cada familia la bendición del Señor.

Mons. Oscar Aparicio Céspedes
Arzobispo de Cochabamba

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre