Miércoles 25 Abril 2018

Con el domingo de Ramos, en la Pasión del Señor, se dio inicio a la Semana Santa, la Semana Mayor de los Cristianos.

En la Catedral Metropolitana se vivió la celebración central; que tuvo la liturgia inicial en la Plaza Sucre, para venir en procesión hacia la Catedral Metropolitana. Todo esto fue acompañado por jóvenes de distintas unidades educativas y de grupos juveniles parroquiales; siendo además la Jornada de la Juventud.

Llegando a la Catedral se realizó la celebración Eucarística. Todo fue presidido por Mons. Oscar Aparicio, pastor de la Iglesia en Cochabamba. Quien posterior a la lectura de la Pasión del Señor remarcó que “Jesús todavía muere y es sepultado” por las distintas situaciones que vivimos en nuestro alrededor, que está relacionado a lo que sucede a diario, con el sufrimiento de nuestros hermanos, por la violencia, por las muertes, la división y el pecado en medio nuestro. Con ello pidió reflexiona en silencia estas cruces que el mundo sigue llevando.

Al finalizar la celebración, Monseñor recordó el bonito signo de llevar los ramos a casa, tras ser bendecidos para que sea una señal, de un hogar católico, que da la bienvenida a todo visitante. Y que además refleja la apertura de nuestros corazones para que Cristo entre triunfalmente y habite entre nosotros.

Se invitó también a que los fieles sean partícipes de cada una de las actividades programadas para esta Semana Santa, para un encuentro íntimo con el Señor y no un tiempo de vacación pues el Señor no se toma vacaciones con nosotros.

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre