Miércoles 17 Octubre 2018

P. Carlos Curiel nos invita a que en este tiempo de cuaresma vivamos a mayor profundidad a las actitudes del Ayuno, la Oración y la Limosna, que dan fuerza al sentido de nuestra vida cristiana.

Expresó que estas tres acciones no se pueden separar, pues con la Oración entramos en comunicación con el Dios de la vida que nos da la fuerza para amar, para darnos a los demás y servirlos de todo corazón.

La limosna, menciona, es mejor dar y compartir lo que somos, con aquellos que son más necesitados haciéndonos compañeros de camino. Una forma de ejercítanos uniendo con el ayuno para compartir lo que nos probamos y damos a los demás.

Invitó a vivir la cuaresma con intensidad, para que con nuestras actitudes de vida podamos dar lo mejor se cada uno, así compartir con los más necesitados, reflejando el rostro de Dios Misericordioso.

“Una buena cuaresma, que nos prepare para celebrar con gozo y alegría el misterio Pascual. Feliz Pascua de Resurrección y que Dios los bendiga siempre”.

 

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre