Miércoles 25 Abril 2018

Escuelas Populares Don Bosco, en el mes de enero, llevó adelante tres encuentros formativos con una participación aproximada de 450 maestros y maestras en el Centro de Eventos Don Bosco (Cochabamba), como parte del proceso formativo del Diplomado en Liderazgo Educativo Comunitario, que se ejecuta gracias al financiamiento del Die Sternsinger Kindermissionswerk y Don Bosco Mission Bonn, y el techo académico de la Universidad Salesiana de Bolivia.

El Diplomado busca ser un aporte a la aplicación del Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo, tratando de influir en el motor de toda transformación educativa: El maestro. Teniendo en cuenta que antes de ser maestro es una persona con necesidades, emociones, sueños, retos, dificultades, fortalezas únicas (individualidad); es alguien necesitado de los demás para realizarse recíproca y complementariamente. Por lo tanto, el concepto de educación al cual apela, va más allá de sólo el proceso enseñanza y aprendizaje y se amplifica a la formación integral y holística de la persona de los educadores.

Es decir, que el principal objetivo del Diplomado no es que el docente adquiera nuevos conocimientos sobre estrategias, técnicas, métodos de enseñanza externos a él, sino que él se dé cuenta que la principal estrategia, técnica, método y material educativo es él mismo, su persona, su manera de relacionarse con las otras personas: estudiantes, administrativos, padres de familia, que también necesitan ser tratados como personas.

El Diplomado tiene una duración de un año y el momento más importante de este proceso es el encuentro cerrado de cuatro días, donde se vivenció todo lo anterior en un ambiente educativo y familiar al estilo salesiano. Para esto se organizaron los días con talleres de formación, juegos, dinámicas, deporte, veladas culturales y sobre todo con fuertes momentos de oración y espiritualidad. La atención y ambiente del Centro de Eventos Don Bosco coadyuvó a la creación de dicho ambiente, aunque la predisposición de los participantes fue determinante para que cada encuentro fuera único. Al final, muchos de los participantes quedaron enamorados del estilo educativo de Don Bosco y comprometidos a vivirlo en su familia y comunidad educativa.

Como equipo técnico damos gracias a Dios y María Auxiliadora por permitirnos ser parte de la familia de EPDB y llevar la buena noticia del sistema preventivo a nuestros educadores. Ahora queda acompañar el proceso iniciado para obtener los frutos esperados.

Fuente: // EPDB

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre