Viernes 15 Diciembre 2017

El XII Encuentro de Advocaciones Marianas inició con la peregrinación de aproximadamente 2 kilómetros, saliendo de la capilla de Tacata en dirección al Santuario de Urcupiña. Una manifestación de fe y devoción a la madre de Jesús en las diferentes advocaciones.

P. Víctor Benavente, párroco de San Ildefonso, junto con el Equipo Sacerdotal, recibió con cariño cada imagen, a los sacerdotes visitantes y a todos los devotos. En el Santuario Mons. Luis Sáinz junto a la Mamita de Urcupiña acogió los peregrinos para la Celebración Eucarística.

En la homilía, Mons. Luis una vez más, dio la bienvenida, expresando su alegría por la visita de las diferentes advocaciones, para iniciar la festividad de la Virgen de Urcupiña.

Él reflexionó sobre el papel de María en la Iglesia, como también su presencia en las diferentes Advocaciones Marianas. “La Virgen María nos cubre con su manto, a fin de protegernos de todos los peligros, durante toda nuestra vida. A la Madre, se le viene recordando y venerando desde el inicio de la Iglesia, con el nombre Madre de Dios. Ya en el tiempo de los apóstoles, se conocía como la madre de Cristo Nuestro Señor”.

Monseñor recordó que la Virgen María de Urcupiña es la Patrona de la integración Nacional. La Virgen María es la intercesora. Es un signo claro para que nos encontremos con Dios, nos encontremos como hermanos y nos encontremos con nuestro pueblo. Y como devotos cada uno debe seguir el ejemplo de María.

Expresó además que: si el pueblo Boliviano es cristiano, católico, toma como protectora a la Madre de Dios y madre nuestra. Pide que altiplánicos, vallunos y orientales se sientan como pueblo, el pueblo de Dios.

Otro punto importante mencionado, fue el respeto por la vida y criticó toda clase de violencia que vivimos en nuestra sociedad. “Porque ustedes saben que hay muchos problemas, asesinatos, infanticidios, feminicidios, linchamientos. Infelizmente se ha inventado muchas cosas para matar la vida que Dios nos ha regalado. No hay respecto a Dios cuando no defendemos la vida… La sociedad boliviana está desequilibrándose con tanta violencia…

La Madre de Dios quiere que todos vivamos en unidad con Dios y como familia. Preciamos tener a Dios presente todos los días en nuestro Corazón y entonces Dios nos salvará”.

Monseñor habló que las diferentes Advocaciones nos recuerdan las palabras de María en la Biblia, en el evangelio de Lucas 1,48, “desde ahora me llamaron bienaventurada todas las generaciones”, y su palabra se está cumpliendo hasta nuestros días. Son muchas fechas que la Iglesia venera a la Virgen María en todo el mundo.

No podemos dejar de rezar por los hermanos y hermanas de Tarija, por las victimas que sufren las consecuencias del incendio de grandes magnitudes, un desastre ecológico. Dijo el obispo.

Mons. Luis Sáinz concluyo la homilía haciendo un pedido a quienes participarán de la festividad: “que no haya tanto alcohol, que sepamos tomar con moderación, nadie debe tomar hasta perder la cabeza… Todos tenemos derecho de tener una fiesta de la Virgen que sea folclórica, con danzas y que sea una fiesta religiosa donde podamos venerar, honrar nuestra madre la Virgen María de Urcupiña. Y que Dios nos bendiga a todos”.

Concluida la celebración, se realizó una procesión con las imágenes de las distintas advocaciones, para concluir en el templo de San Ildefonso, donde estuvieron toda la jornada, para la visita de los devotos.

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre

21291193 1578820515513689 1493237507 n

21269628 1578820512180356 456139167 n