Domingo 20 Agosto 2017

Mons. Oscar Aparicio Arzobispo de Cochabamba, celebro la eucaristía en el Santuario de Quillacollo, en acción de gracias por los 55 años de existencia del Colegio Urcupiña.

La misa fue concelebrada por Mons. Luis Sainz Hinojosa representante episcopal en el Colegio, por Vicario General P. Carlos Curiel y P. Alberto Bortolín, miembro del Equipo Sacerdotal. Con la participación del plantel docente, administrativo, padres de familias, estudiantes, religiosas y feligreses.

La Educativa Nuestra Señora de Urcupiña en la celebración del 55 aniversario, tuvo la dadiva de contar con la presencia de Mons. Oscar Aparicio, Arzobispo de Cochabamba. Mons. Oscar digo que tardó un poquito (2 años y 7 meses) para venir a visitar, pero ha valido la pena. Dijo, con una expresión alegre:

“Me da mucho gusto de poder estar aquí en medio de ustedes, de ver esta obra y esta familia. Se respira un ambiente de familia de fraternidad, de aquellos que son también testigos de la fe. Esto creo que es lo más lindo.
Muchas veces instituciones de no querer o decir que son confesionales, o no quieren decir que son católicos y esto no está bien. Aquí se ve que ustedes están contentos y orgullosos de ser un colegio de fe católica. Les felicito también por eso. Que la Mamita de Urcupiña les bendiga.

Quiero agradecer especialmente a Mons. Luis Sainz, que ha muchos años los acompaña. A la congregación de las hermanas Carmelitas del Sagrado Corazón, a todo el plantel docente y a los señores padres de familia, que hacen colaboran en la misión de educar a los niños y jóvenes estudiantes”.

Mons. Oscar agradeció a la Virgen por estar entre nosotros en los 55 años de servicio prestado y también pedio la bendición de Dios y la protección de la Mamita de Urcupiña para este camino de futuro que se empieza hoy.

Hna. Marcela Silva, Mejicana, Carmelita del Sagrado Corazón y Directora General del de la Unidad Educativa Nuestra Señora de Urcupiña, habla del proceso educativo en los 55 años de servicio a la comunidad de Quillacollo.

“Es una experiencia muy bella de saber que se está llevando a cabo un proyecto de educación para y niños, los jóvenes, personas que se van formando integralmente. Es una alegría como congregación, poder colaborar con este proyecto. Vemos los frutos de la educación en los padres de familia que han estudiado en el colegio Urcupiña. Hoy ellos siguen buscando aquí una educación en valores y formación para la vida de sus hijos e hijas.

Otro aspecto importante es ver que muchos estudiantes tienen más facilidad para el ingreso a las universidades. Así podemos medir también, la calidad de la educación para responder a las necesidades actuales”. La hermana directora expreso también su gratitud a Dios y a la Iglesia que confía en la congregación de las Carmelitas para esta labor educativa.

P. Carlos Curiel, vicario general de la Arquidiócesis de Cochabamba, manifiesta su aprecio frente a esta historia de se debe contar y un historia por construir. “Sigue teniendo un significado profundo en una sociedad donde se necesita vivir los valores del evangelio. Creo que este ha sido un esfuerzo a lo largo de la historia que empezó con Mons. Cano y continúo con personas que han puesto cariño y empeño para que en este colegio viva y se trasmita los valores del evangelio.

Creo que sigue siendo una luz en medio de las familias y de la comunidad de Quillacollo inspirados por Jesus y bajo la bendición de la mamita de Urcupiña”. Con los mejores deseos P. Carlos transmitió las felicitaciones y bendiciones para que el colegio siga adelante con mucha prosperidad.

Según la Directora Académica de la Unidad Educativa Nuestra Señora de Urcupiña, Beatriz Céspedes, la educación se da en los tres niveles: inicial, primario y secundario y cuenta con un total de 1.180 estudiantes. La Directora resalta la importancia de una educación totalmente fundada en los valores.

“Tenemos una pastoral educativa que para mí es el alma del colegio. Somos un colegio de referencia no solo en Quillacollo, como también a nivel departamental y nacional, porque participamos y logramos buenos lugares en las olimpiadas científicas plurinacionales. El colegio envió representantes con estudiantes en física, matemática y robótica. También en nivel departamental con los campeonatos de basquetbol en tres años consecutivos”.

La directora destaca sobre todo la práctica de los valores, que es el gran objetivo de la educación de esta Institución. También el trabajo conjunto que se realiza con la Parroquia San Ildefonso, porque es un colegio parroquial.

Con los profundos cambios en la sociedad, frente al desafío del individualismo y otros contra valores, la directora Beatriz habla que todo el personal, busca desarrollar actividades de solidaridad y culturales. Esas acciones son realizadas en las provincias, comunidades rurales, hogares de ancianos y niños desarrollando actividades lúdicas. Y en las visitas llevan también donaciones de víveres y ropas.

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre