Domingo 20 Agosto 2017

Aseguró Mons. Aurelio Pesoa, Secretario General de la Conferencia Episcopal en la Eucaristía celebrada durante el segundo día del Encuentro Nacional de Temáticas Legales, que concluye hoy, 28 de julio de año en curso. La parábola del sembrador, ha sido el motivo de la reflexión que realizó Mons. Aurelio, llamando a todos a ser discípulos misioneros que preparan el terreno para acoger la Palabra del Reino.

Homilía de Mons. Aurelio Pesoa, desde la capilla de la casa de retiros “Marie Poussepin” en la ciudad de Cochabamba:

El Reino de Dios circula en la historia como un secreto, como un tesoro escondido. Para encontrarlo es necesario ponerse en camino con Jesús, como discípulos entrenados en esta nueva asignatura del Reino de Dios, parece que solamente siendo discípulos vamos a entender la propuesta del Reino.

Es necesario que seamos discípulos, hemos escuchado sobre los discípulos misioneros, la pregunta es ¿cuantos somos discípulos?.

Nosotros como Iglesia podemos estar hablando todo el tiempo del Reino pero sin entender, sin habernos convertido al mismo. Jesús utiliza el lenguaje de las parábolas para poner a la gente en situación de búsqueda de este secreto escondido en los acontecimientos del mundo.

La parábola logra lo que no consigue otro modo de hablar: poner a las personas en situación de aceptación o de rechazo del Reino, esta palabra no deja a nadie indiferente.

Si no entramos en la condición de discípulos de esta asignatura y de este maestro que es Jesús, puede suceder que cada vez nos vamos alejando de esta propuesta de Dios.

La palabra del Reino está siendo sembrada en todos los campos de la vida y de la historia del y de las personas. No hay lugar, no hay terreno humano donde no se esté sembrada la palabra del Reino.

Sí el Reino es el secreto oculto en la historia pero activo y en movimiento, no puede haber situación humana ausente de la siembra de la palabra.

Dios es palabra sembrada en la historia desde la creación del mundo porque el mismo mundo fue creado por la palabra, nos dice San Juan y nos dice también el libro del Éxodo. Hay palabra de Dios en todo lugar de la creación.

El problema es cómo están preparados los terrenos para acoger la palabra. Jesús pone varias experiencias de terrenos no preparados y hoy podríamos añadir esa lista de terrenos no aptos para acoger la palabra.

Vivimos en un mundo inundado de palabras, imágenes, consejos comerciales, noticias de deportes, noticias de gente famosa, noticias de desastres, noticias de dolor, sin embargo ahí está la pregunta que surge ¿Dónde y cómo escuchar la palabra del Reino? ¿Cómo Iglesia anunciamos de verdad palabras del Reino?

Ahí está el desafío que hoy se nos plantea, por eso nos invita a renovar siempre el anuncio de la palabra del Reino, al cual el cristianismo aspira, ahí está un desafío que debemos retomar y renovar. Que Dios acompañe la vida y el quehacer de cada uno, que Dios bendiga las actividades que cada uno realiza, Así sea.

Fuente: Iglesia Viva

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre