Miércoles 26 Julio 2017

Desde anoche, la casa del Migrante, ubicada en inmediaciones de la Laguna Alalay abrió sus puertas a la gente en situación de calle, para pasar las noches de invierno.

Este servicio se ofrece de manera gratuita. El coordinador de la Pastoral del Migrante Gualberto Ticona da a conocer el funcionamiento de este espacio de solidaridad a las personas necesitadas de nuestra ciudad, y los detalles de esta campaña. “Es siempre una alegría para nosotros hacer apertura de la Casa, porque siempre la casa del Migrante está abierta, es decir, los 365 días del año acogiendo a los migrantes, refugiados. Pero en el tiempo de invierno coordinamos con la Alcaldía de Cochabamba para hacer una apertura de la casa para los hermanos y hermanas que viven en la calle, que duerme en las calles y en las plazas. Para que los fuertes fríos no les lleguen a enfermar, o en último caso ayudar para que no lleguen a morir de frio o de neumonía”.

La campaña que va durar 50 días (hasta el 15 de agosto) consiste en abrir la Casa del Migrante para ofrecer cama, cena y desayo. También algunas atenciones especiales como médico y medicinas, conforme las necesidades que tenga cada persona. Gualberto deja en claro que la Casa tiene sus reglas y normas para el buen funcionamiento. “No tiene costo. El requisito es que las personas deben venir en estado sobrio, no pueden estar en estado etílico. Todas y todos son bienvenidos. Ya pueden llegar a partir de las 17:00 hasta las 22:00 horas, después de cerrar la puesta ya no se abre más hasta el día siguiente, a las 6:00 de la mañana, donde ya pueden salir para trabajar. Las normas son previstas para un buen descanso de todos, también para los funcionarios que ahí trabajan. Después del desayunar pueden seguir para su rutina”.

El Coordinador Ticona, hace un pedido para la población y las empresas, que se solidaricen con los necesitados y donen alimentos y ropas. Las donaciones pueden ser entregues directamente en la Casa del Migrante o en el 3° piso del Arzobispado (Caritas).
“La caridad es simple: ¡adorar a Dios y servir a los demás! Y este testimonio hace crecer a la Iglesia” (Papa Francisco).

Dirección de la Casa del Migrante
Calle Litoral, Cochabamba, parada del Trufi 103 – Quillacollo.

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre