Domingo 20 Agosto 2017


Todo es importante. Una primera cosa, la primera lectura que hemos escuchado en el libro de Éxodo,me recuerda como la TV esta pasando novelas biblicas. Una pregunta: ¿ustedes están mirando en la televisión Moisés y Josué? De acuerdo con una encuesta que se ha hecho, más o menos uno 60% están viendo esta novela Josué y la Tierra Prometida. El pueblo de Israel que camina hacia la tierra prometida.

La primera lectura que hemos escuchado ahora nos dice que Dios es compasivo y misericordioso. O sea la compasión, aguanta, soporta, espera, espera, espera a que nosotros nos demos cuenta de nuestros pecados, de nuestras ofensas, o sea es compasivo. Es misericordioso, porque está siempre dispuesto a perdonarnos, dispuesto a llevarnos hacia su encuentro, hacia el encuentro con Dios. Aquí en la lectura tenemos dos afirmaciones muy teológicas, muy espirituales, de la Madre Esperanza, a quien personalmente he conocido en Roma. Una religiosa crea una institución de sacerdotes misioneros y una institución de mujeres misioneras, religiosas. Sin embargo ella idealizo, consecuente, firme con una fe profunda. ¿Que se llama la congregación? Sacerdotes del Amor Misericordioso y las Hermanas del Amor Misericordioso. Están trabajando aquí en la parroquia de la Santísima Trinidad.


En la segunda lectura nos dice que el amor de Dios Padre, la cercanía de Dios Hijo, se dignado a vivir junto a nosotros y la comunión del Espíritu Santo. O sea el Padre y el Hijo que nos ama y envían a su Espíritu Santo. Y el Evangelio nos dice que Dios es Padre, que mando a su Hijo Jesus en comunión. Reparen en esta palabra comunión, hay comunión entre el Padre y el Hijo, se aman. Nos mandan su Espíritu Santo, pienso que nosotros precisamos la comunión, el amarnos, el solidarizarnos y ayudarnos.


Un solo Dios en tres personas, que se aman, no son tres divididos, no son separados, sino un solo Dios, la Santísima Trinidad. Es una fiesta para agradecer a Dios que se presenta como Padre, Hijo y Espíritu Santo. La gran bendición que Dios ha dado aquí a Villa Moderna, el gran regado de Dios fue haber criado una parroquia con el nombre de la Santísima Trinidad. El Espíritu Santo se manifiesta como ese amor de Dios, con sus siete dones para las situaciones gozosas, para nuestro bien. El amor, la fortaleza, el coraje. El mundo es difícil vivir cristianamente, hay muchos satanases en su fe. Hay mucho diablo que nos lleva de un lado para el otro lado, por así decir las drogas, asesinatos etc. Pero Dios uno y trino nos ama con todo su corazón. Y al mismo tiempo es el Dios misericordioso que se manifiesta con Espíritu Santo en cada uno de nosotros. Esta misma comunión, esta misma unidad, ese mismo camino, esa misma trayectoria al encuentro de Dios como Padre.


Santísima Trinidad, son tres personas que no están para hacer competencia, para ver quién es el mejor. Un solo Dios en tres personas que nos enseñan a amarnos como ellos se aman. Santísima Trinidad, en una sola palabra para ser uno, una sola comunidad, la comunidad cristiana. Para ser una sola familia, la familia de Dios para ser un solo pueblo, el pueblo de Dios.


Aplicando para nuestras vidas. Entre nosotros hay sacerdotes, hay religiosas, educadores, carpinteros, abogados… Todos tenemos diferentes dones y debemos vivir las diferentes especialidades para servir a los demás y no para servirse de los demás. Jóvenes, niños, adultos y ancianos, somos diferentes, pero somos un solo pueblo. Y que a ejemplo de la Santísima Trinidad seamos una sola familia.

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre