Viernes 20 Octubre 2017

El Comité Interinstitucional para la Festividad de Urcupiña, hizo el lanzamiento oficial de la festividad de 2017, jueves 8 de junio, en el atrio del Santuario.


La noche fue engalanada por un grande número feligreses y con la presencia de las autoridades: eclesial, departamentales, municipales, y de las fraternidades folklóricas.
Este año la imagen de la Virgen María, en la advocación de Urcupiña, surgió desde la parte superior del Templo, donde está el rosetón, momento emocionante en el que los fieles vieron aparecer la imagen de la Mamita de Urcupiña. También fue presentado el afiche oficial de la festividad.


Mons. Tito Solari, Arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Cochabamba, dirigió algunas palabras animando a las familias a vivir el ejemplo de la Virgen María en la advocación de Urcupiña. “El Equipo Sacerdotal de la Parroquia San Ildefonso ha elegido un lema muy bello y muy importante. Con María la familia es misionera de amor y de vida. Con María vamos a la familia, la mama del Cielo quiere estar en cada uno de nuestros hogares. Quiere estar en nuestras familias, en las diferentes condiciones que se encuentra. Puede ser la mama y los hijos; el papa y los hijos o los hijos que están solos en la noche a la espera de sus padres que vienen del trabajo”.


Dijo que la familia es el lugar del encuentro, de los sentimientos, de los valores más profundos de los deseos más grandes, de los sentimientos que vienen del corazón o que hacen que la vida tenga sentido. “La Virgen este año está en nuestras familias, nos invita en nuestras casas y nos invita a que cada familia sea misionera. Cuando ella recibió el don de ser madre, lo primero que hizo fue ser misionera, salir de la casa e ir a visitar su prima Isabel que estaba embarazada, porque ella era mayor de edad y necesitaba de una mano para que naciera bien su hijo, Juan Bautista”.


Expresó también la importancia de la presencia de la Virgen de Urcupiña en este 2017 y cómo ella quiere que toda familia aprenda la lección de ser misionera. “La familia es la fuente del amor y de la vida, es donde aprendemos a amar, a gozar y a crecer en la vida. La Virgen quiere entrar en nuestras casas para que descubramos otra vez, qué es la familia”.
Mons. Tito llamó la atención de los padres y de los hijos para la gran importancia que tiene el hogar en la vida de las personas. “Es el hogar donde se cultiva el amor, donde se cultiva la vida y la vida en abundancia. Porque los hijos tengan siempre un deseo de esperanza, vuelvan a la casa con anhelo de abrazar papá y mamá y a sus hermanos, porque es el lugar del amor y de la vida”.


Hizo un desafío a las personas que quieren vivir la festividad de la Virgen de Urcupiña, diciendo que el tesoro que se vive en la casa deber ser anunciado como una buena noticia. “No es para guardar este tesoro en nuestras casas. La Virgen quiere que este año aprendamos a salir de nuestras casas para ser misioneros de amor y de vida. Compartir con los demás y llevar a las familias, quizás a las que más necesitan, la alegría de esta convivencia familiar. Aquí esta nuestra mama. A mí me ha sorprendido esta noche, ver a la virgen que sale de su casa y viene a nuestro encuentro, es un signo extraordinario y bello. Aprendamos de ella a ser una familia misionera, a llevar el amor y la vida en todas las partes. Quillacollo sin la Virgen no sería Quillacollo.


Diez fraternidades folklóricas dieron un adelanto de su coreografía, en medio de fuegos artificiales y precedidos por la interpretación del Himno a la Virgen, por parte de la Orquesta Filarmónica de Cochabamba. También el alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida; el representante de la Gobernación de Cochabamba, Uvaldo Romero, y el presidente de la Asociación de Fraternidades Folklóricas Virgen de Urcupiña, René Valdez, expresaron unas palabras que reflejaban el compromiso de hacer una festividad grande, organizada.

Carta Pastoral 2017

pcp

Video destacado

Radio Arquidiocesana San Sebastián

 

El Santo Padre

21291193 1578820515513689 1493237507 n

21269628 1578820512180356 456139167 n